Su papel en las visitas al veterinario

Su papel en las visitas al veterinario

gato-feliz-veterinarioEs un gran trabajo a la hora de concertar una cita de revisión para su gato, ya que necesita exámenes de rutina para mantenerlo contento y saludable.

Cuando usted lleva a su gato al veterinario, necesita sentir su confianza y tranquilidad, especialmente si está enfermo o no se siente bien. Su comportamiento influye en gran medida en la sensación de seguridad y comportamiento de su gato antes, durante y después de la visita al veterinario.

Su papel en la preparación de la visita al veterinario:

consejos-para-ir-veterinario-con-mi-gatoEl transportín

El primer paso es empezar a hacer que su gato se sienta cómodo con el transportín.
Si su gato corre cuando usted saca el transportín, es una señal de que debe intentar aclimatarse o hacer que se sienta cómodo con el transportín.
Comience semanas antes de la cita y mantenga el transportín en un área común donde su gato pase mucho tiempo.
Usted puede quitar la parte superior o la puerta del transportín, colocar una toalla o manta esponjosa dentro del transportín, e incluso poner algunos de sus dulces favoritos para gatos, de modo que se le anime a entrar al transportín.
Recuerde, puede tardar semanas o incluso meses, pero en última instancia, conseguir que su gato se sienta cómodo con el transportín lo hará más fácil el día de su cita.

 

Antes del día de su cita

Si su gato está estresado por ir a la consulta veterinaria, pregúntele a su veterinario sobre los ansiolíticos que puede administrarle antes de su visita.

El día de la visita

Debe evitar que su gato coma durante varias horas antes de la cita para evitar que se maree.
Lleve con usted las golosinas favoritas de su gato, para que usted o un miembro del equipo veterinario puedan darle una golosina como recompensa o distracción.
Considere la posibilidad de utilizar un spray de feromonas faciales felinas sintéticas (por ejemplo, Feliway®) en el transportín y en el coche al menos 10-15 minutos antes para ayudar a calmar a su gato.
Coloque un juguete favorito y ropa o ropa de cama con olor familiar en la jaula para que su gato se sienta más cómodo.
También es útil cubrir el transportín con una toalla para bloquear las vistas desconocidas y silenciar los sonidos de su gato.

Su papel en la clínica veterinaria

Su gato puede sentir su estrés, ansiedad y aprensión, todo lo cual puede aumentar su estrés. He aquí algunos consejos para ayudar a crear una visita veterinaria más positiva:

Mientras espera su chequeo

Si su gato está muy ansioso en la sala de espera, o si hay perros presentes, pregunte a la recepcionista si puede ir inmediatamente a una sala de exploración.
Si la sala de exploración no está lista, puede esperar en su coche con su gato (con calefacción y refrigeración adecuadas durante las condiciones climáticas extremas) y pedirles que le llamen cuando la sala de exploración esté lista para que usted entre.

Sala de examen

Una vez que esté en la sala de exploración con su gato, háblele tranquilamente con voz baja.
Evite los comportamientos que, si bien tienen por objeto consolar a su gato, pueden aumentar su ansiedad. Estos pueden incluir: agarrar a su gato, hablar o mirarlo fijamente a la cara, y perturbar o invadir su espacio personal. Los sonidos humanos destinados a calmar o callar, como “shhhh”, pueden imitar el silbido de otro gato y deben ser evitados.
Refuerce el comportamiento positivo de su gato con caricias o golosinas, e ignore el comportamiento negativo en lugar de intentar corregirlo. La corrección física, como dar golpecitos en la cabeza de su gato y las reprimendas verbales, deben evitarse siempre porque pueden asustar a su gato y provocar la respuesta de pelear o huir. Recuerde, los gatos no son humanos, y reaccionan de manera diferente a la disciplina.
No manipule ni retire a su gato de la jaula hasta que se lo pida un miembro del equipo veterinario.

Hospitalización

Si su gato debe permanecer en el hospital, traiga juguetes y ropa de cama de su casa.
Proporcione el nombre de la arena higiénica para gatos y la comida que le da a su gato de forma rutinaria.
Además, haga saber al personal veterinario cualquier cosa que le guste especialmente a su gato, como golosinas, cepillarse los dientes o realizar actividades recreativas. El personal veterinario puede utilizar esta información para hacer que la estancia de su gato sea más agradable.

Leave a Reply

Your email address will not be published.