Intoxicación por Permetrina

Intoxicación por Permetrina

¿Qué es la Permetrina?

La permetrina pertenece a una familia de sustancias químicas piretroides que se utilizan comúnmente para controlar a los insectos. Se utiliza en cultivos alimenticios y de alimentos para animales, céspedes ornamentales, ganado y mascotas. Aunque la permetrina se usa frecuentemente como insecticida y es segura alrededor de muchos animales, es altamente tóxica para los gatos.

Una de las intoxicaciones más frecuentes en gatos es la permetrina. Estos productos NO son seguros para su uso en gatos. La permetrina se encuentra en:

Algunos tratamientos para pulgas de perros ( Pipetas )
Algunos champús para perros
Insecticidas para moscas
Polvo insecticida para hormigas

Gato intoxicado con antipulgas

Si usted tiene un gato en su casa, sea extremadamente cuidadoso al aplicar cualquier producto que contenga permetrina. Tenga especial cuidado al usar estos productos en otras mascotas y en el entorno de su gato.
Sólo utilice tratamientos recomendado para gatos. Estos no contienen un nivel tóxico de permetrina para los gatos.
Para los hogares con perros y gatos, use productos que no contengan permetrina para evitar la exposición accidental, o mantenga a sus mascotas separadas hasta que el tratamiento del perro se haya secado. Esto evita el aseo mutuo o incluso que las mascotas duerman una al lado de la otra, lo que podría resultar en envenenamiento si su gato se expusiera.
La exposición incluso a pequeñas cantidades de permetrina concentrada puede causar envenenamiento grave y mortal en los gatos.

Es habitual no saber que un gato se puede intoxicar con antipulgas, una pipeta para perro, una posible sobredosis de pipeta en gatos o que tu gato chupe la pipeta.

Signos de intoxicación por permetrina

Después de la exposición a los productos concentrados de permetrina, los gatos pueden empezar a mostrar signos de envenenamiento.
Los signos de intoxicación por permetrina generalmente se desarrollan en unas pocas horas. Algunas veces usted puede no ver signos de intoxicación hasta por 72 horas. Los signos más obvios incluyen:

Salivación
Descoordinación
Fiebre
Pupilas dilatadas
Temblores musculares
Espasmos
Convulsiones

Si su gato presenta alguno de estos síntomas, acuda a un veterinario inmediatamente. Es fundamental que su gato sea llevado inmediatamente al veterinario si usted sospecha que ha sido envenenado. El tratamiento urgente es crucial.
De los casos registrados, entre el 10% y el 40% de los gatos envenenados pueden morir o necesitar ser sacrificados debido a la gravedad de la intoxicación.

Deje un Comentario

Your email address will not be published.