Convivencia gatos y niños

Convivencia gatos y niños

Un gato doméstico puede traer una alegría sin fin a su hogar y múltiples beneficios, pero es importante enseñar a los niños de todas las edades cómo interactuar adecuadamente con su amigo peludo.

Con niños mayores, usted puede tener una conversación simple. Los niños más pequeños pueden tener más dificultades para entender cómo manejar y jugar adecuadamente con su gato. Los niños más pequeños son más propensos a jugar duro sin querer y a descargar sus frustraciones en las mascotas. Si sus hijos son demasiado pequeños para entender las instrucciones habladas sobre “jugar limpio”, entonces su mejor opción es dar ejemplo.

Cosas importantes para enseñarle a su hijo

Respeto

Enseñar a su hijo a respetar a todas las criaturas es un regalo tanto para él como para su gato.
Usted sabe cuando su gato está asustado o abrumado.
Hágale saber a su hijo que desea que lo dejen en paz, que no lo toquen mientras duerme y que respete los sentimientos del gatito.

Jugar limpio

El ser modelo del comportamiento le mostrará a su hijo cómo “jugar limpio”.
Pídale a su hijo que lo vea jugar y que le hable suavemente a su gato. Luego pídales que lo hagan mientras usted supervisa.

Seguridad

Mostrarle a su hijo cómo tratar al gato de la familia los mantendrá a ambos a salvo.
Explique que los gatos no se sienten seguros cuando la “gente grande” los recoge de repente.
Si la edad es apropiada, muéstreles la manera correcta de recoger y sostener a su gato con el brazo debajo del trasero del gato. Explique que esto sólo se debe hacer cuando usted está allí para supervisar.

Cuidados

Dejar que su hijo ayude a cuidar a su gato dándole tareas apropiadas para su edad permitirá que ambos formen un vínculo.
Incluso un niño muy pequeño puede ayudar con la alimentación cuando es supervisado. Asegúrese de hacerle saber a su hijo lo que usted está haciendo y por qué es importante.

 

Deje un Comentario

Your email address will not be published.