Seguro de salud para mascotas. Planes de salud

Seguro de salud para mascotas. Planes de salud

plan-de-salud-para-mi-gato¿Sabía usted que 1 de cada 3 gatos requerirá atención veterinaria no planificada cada año para enfermedades como infecciones dentales, diabetes, enfermedad renal, enfermedad de la tiroides, enfermedad cardíaca, etc.? Si su gato se enferma, ¿tendría usted entre 500 y 2.000 euros para pagar este gasto veterinario inesperado y no presupuestado?

Es para las situaciones inesperadas -accidentes y enfermedades- que el seguro de salud para gatos puede tener el mayor beneficio. Lo ideal es que el cuidado veterinario de su gato no se base en los recursos financieros de los que dispone cuando su gato se enferma de forma inesperada. El seguro de salud para su gato puede ayudar a garantizar que reciba la atención que se merece sin dilación.

Al considerar el seguro de salud para gatos, es importante entender que cada plan es diferente. Algunos planes cubren la atención preventiva como las vacunas, la eliminación de parásitos y la prevención de pulgas y garrapatas, pero no todos incluyen este tipo de cobertura. Al igual que el seguro de salud humano, el seguro de salud para mascotas tendrá una prima mensual. Sin embargo, una pequeña prima mensual puede ser mucho más asequible que una gran factura veterinaria cuando su gato se enferma inesperadamente.

El seguro de salud para su gato puede ayudarle a protegerse de las grandes e inesperadas facturas veterinarias y asegurar que su gato reciba la atención médica que necesita, cuando la necesita.

Puede preguntar si en su clínica habitual si disponen del servicio de “igualatorio”, por el que una cantidad anual y diferentes planes de salud podrá acudir tantas veces como necesite. Algo así como una “Tarifa Plana”.

Al seleccionar una póliza de seguro de salud, considere las siguientes preguntas:

  • ¿Necesita una póliza sólo para gastos inesperados o de emergencia?
  • ¿Es necesaria la atención preventiva y la cobertura de chequeos?
  • ¿Cubre la póliza accidentes, enfermedades y/o cuidados preventivos?
  • ¿Están cubiertas las enfermedades hereditarias?
  • ¿Cómo se definen las condiciones preexistentes? Es posible presentar los registros médicos a la mayoría de las compañías de seguros para determinar qué considerarían una afección preexistente. Las afecciones preexistentes no son elegibles para el reembolso, aunque algunas tienen un plazo en el que ya no se consideran preexistentes.
  • ¿Exige la póliza que usted pague al veterinario y solicite el reembolso (la mayoría de las pólizas lo hacen)?
  • ¿Puede elegir cualquier veterinario?
  • Si la prima cambia, ¿en qué se basan esos cambios? ¿Aumenta anualmente con la edad?
  • ¿Cuál es la cantidad máxima de reembolso?
  • ¿Hay un deducible (cantidad a pagar antes de que la póliza entre en vigor)?
  • ¿Cuál es el porcentaje del total de la factura que se reembolsa? (generalmente 80% – 90%)
  • ¿Cuál es el tiempo promedio que toma el reembolso?
  • ¿Cuál es el índice de satisfacción de los asegurados?

El seguro de salud para su gato puede ayudarle a protegerse de las grandes e inesperadas facturas veterinarias y asegurar que su gato reciba la atención médica que necesita, cuando la necesita.

Leave a Reply

Your email address will not be published.