¿ Por qué mi gato no usa la caja de arena ?

¿ Por qué mi gato no usa la caja de arena ?

Ensuciar la casa y no hacer sus necesidades en su caja, puede ser un problema frustrante, pero este problema se puede resolver con paciencia y conocer los motivos hasta averiguar por qué su gato no está usando su caja de arena. Esto puede implicar la realización de cambios en varios aspectos del entorno doméstico y del cuidado de su gato.

Por favor, recuerde que cuando su gato no usa la caja de arena, esto es una señal de que sus necesidades físicas, sociales y/o médicas no están siendo satisfechas. Su gato no orina ni defeca fuera de la caja por despecho o rabia hacia usted, aunque pueda sentirse así.

Cuatro causas básicas de la suciedad en el hogar

Factores ambientales y sociales

Los gatos por naturaleza son animales muy limpios y necesitan suficientes cajas de arena sin suciedad para eliminar, especialmente en un hogar con varios gatos.
Algunos gatos pueden evitar usar una caja de arena si está ubicada en un lugar inapropiado, como un área de alto tráfico o cerca de las trampillas o puertas de los gatos.
En un hogar con varios gatos, la presencia de un gato más dominante cerca del área de la caja de arena puede hacer que un gato con menos confianza busque otros lugares para su eliminación.
La posible suciedad en la casa puede ocurrir si un gato ha tenido una experiencia negativa mientras estaba dentro o cerca de la caja de arena (por ejemplo, alguien ha administrado medicamentos, miembros de la familia o niños han atrapado a un gato en la caja por cualquier motivo, si la caja de arena está sucia, o incluso si se ha asustado por ruidos repentinos de una caldera cercana o de cualquier otro artefacto que hiciera ruido a gran volumen).

Comportamiento de marcado

El marcaje con orina es una parte normal del comportamiento de los felinos: es una manera de que el gato deje su olor. Los comportamientos de marcado pueden incluir arañar, frotar, rociar con orina y escarbar (depositar heces).
Los gatos machos sin esterilizar y la mayoría de las hembras sin esterilizar marcarán como parte de su comportamiento sexual. La esterilización y la castración reducen drásticamente este comportamiento.
El marcado relacionado con la ansiedad se produce en respuesta a un cambio en el entorno del gato, especialmente en la zona central donde éste come, duerme y juega.
Los gatos a menudo se dirigen a artículos con olores nuevos o no reconocidos, como mochilas y zapatos.
El comportamiento de marcado que comienza en las ventanas y puertas generalmente sugiere que la amenaza percibida proviene de fuera de la casa. Las marcas en las escaleras, pasillos, puertas o en el centro de las habitaciones generalmente indican estrés o amenazas desde el interior de la casa, tales como otras mascotas o personas nuevas en la casa, niños activos o reformas.

Causas y problemas médicos

Los problemas médicos también pueden hacer que el gato ensucie fuera de la caja. Su veterinario podrá diagnosticar o descartar cualquier condición médica que pueda ser un factor en el comportamiento de ensuciar la casa.
Si su gato empieza a ensuciar la casa, necesita un examen físico completo por parte de un veterinario y un análisis de orina para detectar problemas médicos como infecciones, cistitis, artritis, problemas renales, diabetes y otros problemas médicos.
Si su veterinario cree que el comportamiento de la suciedad en la casa es causado por una razón médica, puede realizar pruebas adicionales como un urocultivo, radiografías abdominales, ultrasonido abdominal, conteo sanguíneo completo y perfil bioquímico. Es posible que se necesiten exámenes rectales digitales o pruebas fecales para los casos de deposición de heces en la casa.

Cistitis idiopática felina

La cistitis idiopática felina (CIF) es una causa médica frecuente de orinar en el hogar. Los gatos que sufren de CIF tienen una mayor frecuencia de micción, dificultad y dolor al orinar, y pueden tener sangre en la orina. Esta afección inflamatoria puede aumentar y disminuir su gravedad con el tiempo y se ve agravada por el estrés, los cambios en la dieta y otros problemas.
Tratamiento y gestión de la problemática doméstica
El diseño y el manejo de la caja de arena son críticos para fomentar hábitos aceptables de uso del baño. Cuando se ensucia la casa, siempre debe comenzar por evaluar la caja de arena.

Caja de arena, diseño óptimo y número de cajas

Número – La regla general es tener una caja de arena para cada gato, más una caja extra en varios lugares de su casa.
Los gatos sociables (dos o más gatos que se conocen entre sí), que comparten un territorio y que exhiben comportamientos como asearse, jugar o descansar juntos, pueden estar más dispuestos a compartir las cajas de arena. Debido a que puede haber más de un grupo social en un hogar, es importante proporcionar recursos adecuados para cada grupo para disminuir la posibilidad de conductas adversas.
Ubicación – Eche un vistazo al plano de su casa y a dónde se encuentran sus cajas de desechos:

Evite colocar comida y agua cerca de la caja de arena.
Los gatos suelen preferir lugares tranquilos y privados. Evite las áreas ocupadas de la casa y los lugares en los que un gato podría ser acorralado, bloqueado o incapaz de huir.
Los gatos pueden ser acorralados en la caja de arena para que no puedan huir (por ejemplo, si la caja está en un armario o en una habitación pequeña donde otro gato puede bloquear la salida). Si un gato impide el acceso de otro gato a la caja de arena (por ejemplo, la caja está al final de un pasillo o en una habitación donde otro gato puede bloquear la entrada), puede ser muy estresante y causar que el gato ensucie la casa porque están evitando o no pueden llegar a la ubicación de la caja de arena.
Mantenga las cajas de arena separadas en diferentes lugares.

Si su gato está yendo lejos de la caja, intente colocar una caja de arena adicional en el nuevo sitio (temporal o permanentemente) para que su gato vuelva a usar una caja.
En una casa de varios niveles, coloque una caja de arena en cada nivel. Si tiene un gato mayor, coloque una caja de arena en el nivel donde su gato pasa la mayor parte del tiempo, ya que puede no ser fácil para él subir y bajar las escaleras cada vez que necesite usar la caja.

Tamaño. – En general, más grande es mejor y muchas cajas de arena comerciales son demasiado pequeñas. Las cajas de arena deben tener 1,5 veces la longitud de su gato desde la nariz hasta la base de la cola.
Las alternativas adecuadas pueden incluir bandejas o cajas de ordenación o de almacenamiento. Puede colocar la tapa detrás de la caja para proteger la pared.
Los gatos mayores necesitan una entrada baja para poder cortar el lado, pero asegúrese de inspeccionar si hay bordes afilados.

Arena. – Si su gato presenta comportamientos de deposición de excrementos en la casa, es posible que tenga que probar diferentes tipos de arena hasta que el gato le indique su preferencia.
Para la prueba de preferencia, proporcione varias cajas con diferentes lechos y con profundidades de lecho variables.
A muchos gatos no les gustan las materias aromáticas o polvorientas, los desodorantes de arena y los protectores de cajas.
La mayoría de los gatos prefieren arena aglomerante, suaves y sin olor.

Manejo de la caja de arena

Retire los desechos como mínimo una vez al día y agregue arena higiénica según sea necesario.
Lave la caja de arena cada 1- 4 semanas usando solamente jabón y agua caliente.
Evite los productos químicos fuertes o cualquier producto a base de amoníaco.

Quitar las señales de marcaje (orina)

Hable con su veterinario para ver si debe castrar o esterilizar a su gato para eliminar fisiológicamente el comportamiento de marcado relacionado con el sexo.
Restrinja la posible amenaza de otros gatos, como los gatos callejeros, que pueden estar invadiendo su hogar y provocando un comportamiento de marcado en su gato. Consejos: si su gato reside sólo en interiores (nunca sale), utilice aspersores de agua activados por movimiento para que su jardín resulte poco atractivo para los visitantes felinos. Colocar protectores de alfombras de plástico boca abajo delante de las puertas correderas de cristal crea una superficie incómoda y puede disuadir a otros gatos de sentarse cerca de su casa e intimidar a su gato.

Quite o bloquee las puertas de los gatos que permiten que los gatos vagabundos entren en su casa. Consejo: utilice dispositivos accionados por microchip o imanes para permitir el acceso a su gato.
Limpie las áreas marcadas con orina con frecuencia para reducir el hábito de su gato de refrescar su olor en el sitio de marcado. Use una luz negra (UV) para encontrar áreas sucias. Limpie las zonas afectadas con un desodorante de orina de buena calidad y un quitamanchas de acuerdo con el tipo de superficie que su gato haya ensuciado. Primero, pruebe los productos en un área discreta y limpie un área lo suficientemente grande para eliminar el olor, que puede ser hasta tres veces el tamaño del área sucia. Evite el uso de limpiadores a base de amoníaco, que huelen a orina para los gatos. Pruebe limpiadores con base de carbón activo para evitar que se fije el olor a las superficies.

Asegúrese de que se satisfacen todas las necesidades medioambientales de su gato.

Nunca castigue a su gato por ensuciar la casa. El castigo puede conducir a una agresión relacionada con el miedo, reduce el vínculo entre usted y su gato y fomenta el marcado de la orina en áreas menos obvias.
Considere la posibilidad de usar feromonas sintéticas reconfortantes en su hogar. Puede pulverizar Feliway® en las zonas afectadas después de la limpieza para reducir la probabilidad de que se vuelva a marcar. Después de individualizar las zonas de aseo según las preferencias de su gato, añada un difusor Feliway® en la habitación más frecuentada por su gato para reforzar la sensación de seguridad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.