Los 10 mejores consejos para tu gato senior

Los 10 mejores consejos para tu gato senior

consejos-gatos-mayores

1. Programe chequeos de bienestar regulares.

Desarrolle una relación estrecha con el veterinario de su gato mientras esté sano. De esta forma, conocerán a su gato y podrán detectar cambios sutiles que pueden indicar un estado de salud o una enfermedad.
Los gatos necesitan visitar a su veterinario con más frecuencia a medida que envejecen, por lo general cada 6 meses, incluso si su gato parece estar sano. Por favor, recuerde que 6 meses en años de gatos es aproximadamente equivalente a 2 años para una persona y muchas cosas pueden cambiar en ese tiempo.

2. Prepara a tu gato para el futuro en el veterinario.

Reduzca el estrés de las visitas al veterinario haciendo que su gato se sienta cómodo con su transportín. Haga que el transportín sea acogedor con materiales suaves y familiares. Esto hace que sea más fácil meter a su gato en la jaula el día de su cita.
Deje suficiente tiempo para llegar para que no tenga prisa y esté tranquilo.
Pregúnteles si tienen una sala de espera sólo para gatos, servicio de recepción para gatos, o si usted puede ir directamente a la sala de espera. Esto ayuda a mantener a su gato tranquilo.
Prepare una lista de preguntas o inquietudes para hacerle a su veterinario en el chequeo regular de su gato.

3. Aprenda los hábitos de su gato y preste atención a los cambios.

Los gatos son maestros en esconder enfermedades. Las señales son a menudo sutiles y fáciles de pasar por alto.
Si nota una diferencia en el comportamiento, como dormir más o esconderse, ¡no la ignore! Hable y dígaselo a su veterinario.
Puede ser útil llevar un diario para registrar el apetito, los vómitos y las deposiciones.
Informe a su veterinario de cualquier cambio en el comportamiento de su gato, incluso si es un gato de poca edad. Usted conoce su gato y sus rutinas mejor que nadie.

4. Tenga cuidado con los cambios de peso.

Tanto el aumento de peso como la pérdida de peso no planificada requieren una visita al veterinario.
El aumento de peso puede hacer que su gato tenga más probabilidades de padecer enfermedades crónicas y de tener una vida más corta.
La pérdida de peso en los gatos mayores suele ser una señal de que algo anda mal. Algunas de las enfermedades más comunes que causan pérdida de peso – hipertiroidismo, enfermedad intestinal y diabetes – ocurren con un apetito normal o incluso aumentado.
Los cambios graduales en el peso son difíciles de notar. El control del peso de su gato es una de las razones más importantes para los exámenes de rutina de su veterinario.

5. No sólo están “ralentizando”.

La desaceleración es a menudo un signo de malestar o dolor subyacente.
La artritis, o enfermedad degenerativa de las articulaciones, está presente en la mayoría de los gatos mayores. El tratamiento apropiado puede ayudarlos a permanecer activos y comprometidos.
Si su gato tiene dificultades para subir o bajar escaleras, no salta como antes, o no está usando la caja de arena, hable con su veterinario.

6. Mira cuando limpias la bandeja de arena.

¿Son las heces de su gato más blandas, más duras o de color cambiante? ¿Está defecando a diario? El estreñimiento es un signo común, aunque poco reconocido, de deshidratación en los gatos mayores. Si se le atiende a tiempo, su veterinario puede ayudar a que su gatito se sienta cómodo de nuevo.
¿Ha cambiado la cantidad de orina en la caja de arena? El aumento de la diuresis puede indicar algunas de las enfermedades más comunes en los gatos de edad avanzada, desde la diabetes o una glándula tiroides demasiado activa hasta la enfermedad renal y la hipertensión arterial.

7. Tome una ” Perspectiva a Ojo de Gato ” de la caja de arena.

Si su gato empieza a no usar la caja de arena y/o tiene “accidentes” en su casa, puede haber un problema médico que haga que su gato se ensucie la casa.
Las infecciones urinarias, el estreñimiento, la artritis y la debilidad muscular son sólo algunas de las razones por las que un gato mayor puede desarrollar problemas con las cajas de arena.
Su veterinario puede evaluar los diversos problemas médicos y ayudarle a abordar las preocupaciones domésticas o medioambientales que pueden estar contribuyendo al cambio en el comportamiento de su gato.
¿Es fácil para su gato de edad avanzada entrar en la caja de arena (es decir, no hay un escalón alto en la caja)?
¿La ubicación de la caja de arena facilita el acceso de su gato para que no tenga que subir o bajar escaleras?
¿Está la caja de arena en una zona tranquila y protegida de otras mascotas que puedan asustar o asustar a su gato mayor?
¿Está recogiendo y limpiando la caja de arena con la suficiente frecuencia como para mantenerse a la par con el aumento de la producción de orina?
¿Es la arena suave para las patas de tu gatito senior?

8. Sepa que las necesidades de su gato cambiarán.

Tendrá que hacer algunos ajustes en su hogar para su gato mayor.
A medida que los gatos crecen, a menudo necesitan acolchado y calor adicional para sentirse cómodos, por lo que deben disponer de lugares suaves para dormir. Haga que sus lugares preferidos para dormir y descansar sean fácilmente accesibles mediante el uso de taburetes, rampas y otras formas de ayuda.

9. Sepa cuánto come su gato.

Las necesidades nutricionales cambian con las enfermedades crónicas y también para algunos gatos mayores sanos. Hable de la nutrición con el veterinario de su gato y obtenga recomendaciones para su gato.
Los cuidadores de gatos a menudo no son conscientes de cuánto come su gato a diario, especialmente en hogares con varios gatos.
Controle la ingesta de alimentos para que sepa inmediatamente si su gato está comiendo menos. Esto ayuda a su veterinario a intervenir cuando hay problemas.

10. Disfrute de su vínculo especial.

Los lazos con nuestros compañeros mayores son especiales y confiamos en nuestros gatos. La paz y confianza que nos transmiten no son comparables a ninguna otra etapa de su vida.

Aún cuando adoptamos a un gato senior, la satisfacción de proporcionar un lugar seguro y tranquilo a un gato para que pase sus últimos años de su vida junto a nosotros, solo es comparable a la armonía en la que convierte el hogar al cual llega. La tranquilidad, seguridad, paz, armonía, amor y cariño es la recompensa que te regala compartir la etapa senior junto a un gato o gata. Sabemos que tendremos que estar atentos, que será efímera, estar alerta de las señales de cualquier posible complicación en su salud es la clave y estar mentalizados a la situación. Saber que la edad es clave en las enfermedades típicas felinas y ser conocedor de las circunstancias, nos hará disfrutar de cada segundo a su lado y a nosotros a ser los privilegiados de pasar sus últimos días junto a ellos. La recompensa es infinita ya que te devolverán multiplicado por mil, lo que tu les ofrezcas.

gatos-mayores

Leave a Reply

Your email address will not be published.