5 consejos acerca de los transportines

5 consejos acerca de los transportines

 

A muchos gatos no les gusta ir al veterinario, y eso comienza con la dificultad de meter al gato en el transportín. Lo relacionan con momentos estresantes, muy desagradables y lógicamente no nos lo pondrán fácil. Vamos a conseguir con paciencia entenderlos, conocer sus necesidades y lograr un transporte para gatos lo más tranquilo posible. Nada de anular citas en el veterinario, sustos indeseados, comprar mil accesorios para gatos, etc.

Acostumbrar gato al transportín.

Deja el transportín para gatos fuera.

Usted quiere que su gato se sienta cómodo con su bolso para gatos, así que deje el transportín de fuera y hágalo parte de su casa. Con suerte, su gato comenzará a entrar en su jaula a menudo y la verá como parte de su espacio en casa. En el mercado encontrará distintos bolsos para gatos, maletas, transportines de plástico y un sinfín de posibilidades. La clave está en acostumbrarlo desde que llega a casa nuestro michi.

Sea paciente

Cuando te esfuerzas demasiado y cambias de comportamiento, tu gato puede sospechar. En su lugar, coloque la hierba gatera y los juguetes en la jaula. Con paciencia y tiempo, su gato debería cambiar de opinión.

Manipule a su gato adecuadamente

Si necesita colocar a su gato en su mochila portabebés, lo mejor es que lo recoja con cuidado con ambas manos y lo apoye en la parte inferior. Quieres que tu gato confíe en ti cuando la cojas. Por lo tanto, usted debe tratar a su gato con cuidado y no causarle dolor o miedo. Muchos gatos también tienen artritis en el cuello o en la espalda, por lo que es importante manipularlos adecuadamente para evitar causarles dolor.

Cómo hacer un transportín de gatos.

Utilice una manta para evitar lesiones

Debe tratar a su gato con respeto y cuidado. Si usted la deja caer o la empuja dentro de la maleta para gatos, puede intentar morderla o arañarla por miedo. Si está desesperado por meter a su gato en su jaula, tire una manta sobre él, envuélvalo como si fuera un rollito, teniendo cuidado de no apretar demasiado la manta, y deslícelo dentro de la jaula. Es similar a envolver a un bebé.

Recubra la parte inferior y exterior del transportín

Su gato prefiere un lugar suave para sentarse. Trate de colocar una manta en la parte inferior del transportín y rociarla con una feromona facial felina, para que no se asuste tanto del ambiente.

Para evitar estrés durante el trayecto, tape el transportín con una toalla o manta para que su gato no vea el exterior. El ruido será amortiguado ( tenga en cuenta que dentro del transportín el ruido es diferente al del exterior). Evitaremos que sufra tanto en el trayecto como en la sala de espera del veterinario y siempre, siempre, siempre lo llevaremos lo más pegado al cuerpo que podamos para evitar movimientos y nunca, nunca, nunca lo dejaremos en el suelo. Los gatos siempre prefieren estar en alto y de este modo conseguiremos que se agobie menos.

Deje un Comentario

Your email address will not be published.