Antinflamatorios no esteroideo en gatos

Antinflamatorios no esteroideo en gatos

analgesicos-gatosLos AINE

Los AINE (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos) son analgésicos comúnmente utilizados en humanos y animales domésticos para ayudar a aliviar el dolor, la fiebre y la inflamación. Los veterinarios suelen recetar AINE para las enfermedades degenerativas de las articulaciones (artritis). Controlar el dolor de su gato es crucial para su salud y bienestar. Muchos gatos se benefician enormemente de estos fármacos, lo que les facilita moverse, tener menos dolor, un mayor apetito y una mejor calidad de vida. Aquí están algunas de las preguntas más frecuentes:

 

1. ¿Los AINE son seguros para los gatos?

Los AINE desempeñan un papel importante en la terapia y el alivio del dolor de muchos gatos.
Hay diferencias entre gatos y otros animales domésticos. Por lo tanto, sólo debe utilizar un fármaco que su veterinario prescriba específicamente para su gato.
Muchos medicamentos humanos como la aspirina, el ibuprofeno y el paracetamol/acetaminofeno pueden ser altamente tóxicos para los gatos. No le dé a su gato una medicina humana, puede ser fatal.
Se pueden observar efectos desfavorables con los antiinflamatorios no esteroideos, al igual que con todos los medicamentos. Algunos gatos pueden tener un mayor riesgo de efectos desfavorables (por ejemplo, gatos mayores y gatos con otras enfermedades). Su veterinario puede recomendar un control adicional y un ajuste cuidadoso de la terapia para encontrar la dosis efectiva más baja del fármaco para su gato.

2. ¿Qué efectos desfavorables debo tener en cuenta?

Aunque se ha demostrado que los AINEs aprobados son seguros para su uso en gatos, todavía pueden producirse efectos adversos o desfavorables. La mayoría son leves, pero algunas pueden ser graves y pueden afectar el tracto gastrointestinal (estómago e intestinos), los riñones, el sistema cardiovascular (corazón y vasos sanguíneos) o el hígado. Los efectos desfavorables pueden incluir:

  • Pérdida de apetito
  • Náuseas o vómitos
  • Letargo y torpeza/depresión
  • Alteración de la sed y/o de la micción
  • Diarrea y/o heces de color negro
  • Coloración amarillenta de la piel, las encías o la esclerótica (parte blanca) de los ojos.
    Si su gato experimenta un efecto desfavorable o un cambio de comportamiento, póngase en contacto con su veterinario.

3. ¿Qué necesito saber sobre los AINE?

Asegúrese de entender cómo administrar el fármaco, la cantidad que debe darle a su gato, la frecuencia con la que debe hacerlo y la duración del tratamiento. Si no está seguro, pregunte a su veterinario.
Siempre déle el medicamento a su gato con o después de la comida. Su veterinario puede sugerirle que alimente con comida enlatada en lugar de comida seca para ayudar a estimular una buena ingesta de líquidos. Es importante mantener una buena ingesta de líquidos.
Si su gato no come, NO le dé la medicación. Contacte a su veterinario y comente la situación.
Hable con su veterinario sobre cómo proteger a su gato con la supervisión: con qué frecuencia debe ser reexaminado, qué análisis de sangre y de orina debe hacerse y con qué frecuencia debe hacerse.
Nunca le dé a su gato ningún otro medicamento al mismo tiempo sin preguntarle primero a su veterinario.
Si en cualquier momento tiene preocupaciones, o ve cualquier efecto desfavorable potencial, DEJE de darle el medicamento, y contacte a su veterinario inmediatamente.

Primero la seguridad: Si tiene alguna duda, de nuevo, PARE la medicación y HABLE con su veterinario.

Leave a Reply

Your email address will not be published.